Operar sobre el referéndum italiano

El 4 de diciembre los italianos acudirán a las urnas para lo que podría ser otro importante evento capaz de mover el mercado. Votarán sobre la reforma constitucional, pero el plebiscito ha pasado a ser un refrendo más amplio sobre el gobierno, la renqueante economía italiana y el mismo futuro de la posición del país en el corazón de Europa.

Italy-banks-European-banks

De qué se trata

La votación cubre reformas significativas para la legislatura, que están diseñadas colectivamente para facilitar al gobierno la aprobación de nuevas leyes. El cambio clave haría que la cámara alta (Senado) se viera reducida a 100 miembros desde los actuales 315. Estos ya no serían elegidos directamente, sino que entrarían en la cámara en virtud de algún otro cargo electo: concejales, alcaldes y nominados presidenciales integrarían el nuevo Senado. El otro cambio que llama la atención implicaría que la cámara baja (Congreso de los Diputados) podría aprobar leyes sin contar con la aprobación del Senado.

En términos efectivos, esto centralizaría el poder en las manos de la cámara baja y le daría a Renzi vía libre para poner en vigor el tipo de reformas que desea para favorecer los negocios y el crecimiento.

Lo que dicen las encuestas

Los últimos datos de los sondeos, previos al “apagón” de dos semanas en el que está prohibida la publicación de encuestas antes de la votación, mostraban una saludable ventaja del bando del ‘No’, aunque muchos italianos parecen estar indecisos.

Demos & Pi para el periódico La Repubblica – Sí: 34%, No: 41%

Istituto Piepoli para La Stampa – Sí: 46%, No: 54%

Ipsos para el Corriere della Sera – Sí: 45%, No: 55%

Ixe para Agora-Rai3 televisión - Sí: 37%, No: 42%

A 28 de noviembre, el mercado de ETX sobre el referéndum italiano le daba al Sí una probabilidad de victoria de aproximadamente 1 sobre 3.

Por qué importa

Renzi ha hecho de esto algo personal al decir que probablemente dimitiría si pierde. Eso ha contribuido a convertir este referéndum en un voto directo de confianza en el gobierno, y para muchos italianos el primer ministro es la encarnación de la élite institucionalizada que desean derribar.

El problema es que la economía no está funcionando. El desempleo es elevado, en más del 11%, y la deuda pública en relación al PIB está en el 133%. A diferencia del Reino Unido, los EEUU y Alemania, el crecimiento ha fracasado rotundamente en materializarse desde la crisis financiera. La productividad se ha desplomado en los últimos 15 años.

Si Renzi finalmente dimite, podríamos ver turbulencias políticas agitando los mercados, y nuevas elecciones que podrían fortalecer la posición de partidos populistas opuestos al régimen de centro-izquierda.

La continuidad del involucramiento de Italia en la Eurozona podría ser puesta en entredicho si Renzi pierde. Los tres principales partidos de la oposición -el Movimiento Cinco Estrellas, la Liga Norte y Forza Italia- quieren dejar atrás el euro. Si Renzi dimite, ello podría presionar al gobierno para que convoque nuevas elecciones, y la posición de la élite gobernante parece inestable en el que ya se ha convertido en el año del populismo.

Si Renzi no dimite el centro-izquierda quedará como un gobierno incapaz hasta las elecciones previstas en 2018, dejando pocas esperanzas reales de introducir reformas significativas para conseguir que la economía de Italia se ponga de nuevo en marcha.

Además, justo tras el auge populista en el Reino Unido y los EEUU, un voto favorable al ‘No’ podría proporcionar apoyo adicional a los partidos anti-sistema y anti-UE antes de las elecciones del año próximo en Francia y Alemania.

Qué mercados se ven afectados

Euro

El euro ya lo ha pasado mal a manos del poderoso dólar. El EURUSD ha sido machacado desde que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en EEUU, y la siguiente parada por abajo es la paridad. Una victoria del ‘No’ y una dimisión de Renzi podrían asustar a los mercados de divisas, que entonces tendrían que comenzar a descontar el riesgo de que la Eurozona pueda perder a su tercera mayor economía.

El EURUSD ha cedido unos 5 céntimos desde la victoria de Trump, deslizándose desde el entorno de los 1,11 hasta rebotar en torno al nivel de los 1,06. El euro tiene un soporte firme en torno a los 1,05, pero este podría enfrentarse a una dura prueba en caso de que Italia vote en contra de las reformas.

Bonos

El referéndum llega justo una semana antes de dos reuniones clave de bancos centrales. El Banco Central Europeo (BCE) se reúne el 8 de diciembre, mientras que la Reserva Federal tiene previsto anunciar su declaración sobre política monetaria el 14 de diciembre.

Los mercados descuentan en la actualidad un 100% de probabilidades de que la Fed suba sus tipos de interés, mientras que el BCE podría verse forzado a reaccionar al resultado del referéndum italiano, lo que a su vez podría hacer que el mercado de bonos entrase en barrena. La expectativa general es que el banco amplíe la duración de su programa de compra de bonos. Las rentabilidades de los bonos italianos se han duplicado desde el pasado mes de agosto a medida que los inversores se iban angustiando por el resultado del referéndum.

Por supuesto, las rentabilidades están subiendo en todo el mercado, pero la prima de riesgo para Italia es mayor que la de sus homólogos europeos. El diferencial entre la rentabilidad de la deuda pública italiana y los bonos españoles se ha ampliado significativamente. Desde el pasado mes de agosto las rentabilidades de los títulos italianos a 10 años se han estirado aproximadamente del 1% al 2%, mientras que para España solo se han incrementado la mitad, desde aproximadamente el 0,9% hasta el 1,5%.

Valores bancarios

El estrés del mercado podría manifestarse de manera más inmediata en los asediados bancos italianos.

El sector bancario de Italia se agrieta bajo el peso de los préstamos de mala calidad. Los prestamistas soportan la carga de cerca de 400 mil millones de euros en préstamos morosos, lo cual supone cerca de la tercera parte de toda la deuda de dudoso cobro en la Eurozona, y cerca de una quinta parte de todos los préstamos al consumidor en Italia.

Los valores bancarios italianos han encajado un fuerte castigo este año (descensos porcentuales en los últimos 12 meses):

Banca Monte dei Paschi di Siena (BMPS) -88%

Banca Popolare dell’Emilia Romagna (BPE) -50%

Banca Popolare di Milano (PMI) -69%

FinecoBank (FBK) -35%

Intesa Sanpaolo (ISP) -39%

MedioBanca (MB) -33%

UBI Banca (UBI) -69%

UniCredit (UCG) -66%

El banco que más está bajo los focos es Banca Monte dei Paschi di Siena, que tras varios arranques en falso este año se ha embarcado en un ambicioso plan para captar capital. Antes de fin de año ha de reunir 5 mil millones de euros en capital nuevo y deshacerse de 28 mil millones de euros en deudas de mala calidad. Una victoria del ‘No’ podría hacer fracasar la recapitalización, y con casi total seguridad los acreedores tendrían que encajar pérdidas.

El temor es que el contagio se extienda desde el BMPS a través del sector bancario. Una preocupación crucial es que el incremento de capital de 13 mil millones de euros en UniCredit, anunciado para 2017, podría peligrar si BMPS no puede poner su casa en orden. UniCredit es el único banco de Italia de importancia sistémica a nivel mundial.

Los bancos de Italia padecen bajo el lastre de los créditos de mala calidad, pero el auténtico lastre es la rezagada economía italiana, cuyo mediocre comportamiento implica que la ya desafiante situación del mercado se ve empeorada por las débiles perspectivas domésticas.

Además, DBRS -la única agencia de calificación crediticia que permite a los bancos italianos disfrutar de financiación barata- ha puesto a Italia en vigilancia negativa. Perder el referéndum podría llevar fácilmente a una rebaja de calificación crediticia de Italia, lo cual podría forzar a los bancos italianos a reunir más colateral para pedir prestado al BCE.

El riesgo de contagio no se confina a Italia. Varios de los mayores prestamistas de Europa también podrían pasarlo mal si se extienden los temores sobre la solvencia.

De Alemania a Portugal, el sector bancario de Europa parece vulnerable. Solo esta semana, las dimisiones en la Caixa Geral de Depósitos hicieron temblar la confianza en el banco estatal de Portugal a la espera del paquete de rescate de 5 mil millones de euros. Los temores en torno a Deutsche Bank persisten, y probablemente no se verían muy aliviados por la amenaza de quiebra en cualquiera de los principales bancos italianos.

Cambios de márgenes

A partir del 2 de diciembre, los márgenes de los siguientes mercados se verán modificados temporalmente para reflejar la alta volatilidad que se espera.

Los márgenes representan los más bajos disponibles, y están sujetos a escalonamiento en tramos.

Estos cambios se aplicarán a todas las posiciones abiertas. Por favor asegúrate de tener los fondos suficientes en tu cuenta en todo momento para mantener tus posiciones abiertas.

Finalmente, para proteger mejor a nuestros clientes de las tensiones graves en los mercados requeriremos a los operadores que en todo momento mantengan un margen del 100% en sus cuentas o correrán el riesgo de que sus posiciones sean cerradas en cualquier momento. Las pérdidas aún podrían exceder lo depositado, pero esta medida pretende reducir las probabilidades de que esto suceda.

Una mayor volatilidad significa mayores oportunidades pero también mayor riesgo. Los cambios descritos anteriormente están diseñados para ayudar a reducir la exposición potencial a movimientos del mercado severos, sin embargo, toda actividad de trading implica un riesgo y es posible que las pérdidas todavía puedan exceder depósitos.

Si tienes alguna pregunta sobre cómo estos cambios pueden afectarte, por favor, contacta con nuestro equipo de servicio al cliente en el +34 91 1234 069 o por correo electrónico en info@etxcapital.com

Cualquier información, análisis, opinión, comentario o material basado en investigación que aparezca en esta página se ofrece tan solo a efectos informativos, y bajo ninguna circunstancia intenta ser una oferta o solicitud para realizar transacciones con instrumento financiero alguno. No se da a entender ni se garantiza nada en relación a si esta información es exacta o completa. Cualquier persona que actúe basándose en la misma lo hace así totalmente por su cuenta y riesgo, y ETX Capital no acepta responsabilidad alguna por cualquier decisión sobre transacciones financieras que tenga un resultado adverso. Deberías buscar asesoramiento independiente si no comprendes los riesgos asociados.