<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?l=es-ES&wl=ETX&id=GTM-K79WJF" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Cómo operar acciones?


El trading con valores de renta variable trata con el valor de las acciones de las empresas, que su vez está influido por la percepción que se tiene de cómo le va el negocio a la firma en cuestión. Dicho de manera simple, “compramos” acciones de una empresa porque creemos que su valor subirá. Si realmente sucede así, conseguiremos un beneficio. Por el contrario, si el valor de la acción acaba cayendo, podemos decidir cerrar la operación en ese punto, con lo cual sufriremos perdidas.


Lo contrario también vale: “vendemos” nuestras participaciones de una empresa si sospechamos que su precio va a caer, en la esperanza de que, si es así, podremos volverlas a comprar más baratas. Con todo, si la acción evoluciona al revés y sube su valor, lo mejor será cerrar la operación lo antes posible para limitar las pérdidas, que ya son inevitables, porque si volvemos a comprar lo haremos a un precio superior al que hemos vendido.

Trading con acciones: horarios de trading

Trading con acciones: horarios de trading

Trading con acciones: horarios de trading

Trading_Times

Si acabas de llegar al mundo del trading con valores tienes que saber que las acciones que cotizan en un único índice solo pueden comprarse o venderse cuando este está abierto. Si quieres operar acciones de Marks & Spencer, solo podrás hacerlo durante el horario de trading del FTSE100 británico (08:30 – 16:30). Aun así, siempre puedes colocar órdenes de compra o venta fuera de horario, teniendo en cuenta que iniciarán su curso a la apertura del mercado.

Trading con acciones: contexto comercial

Equities_Trading

Los traders con valores de renta variable que pretenden tomarse el trading en serio siguen de cerca lo que pasa en las empresas relacionadas con las acciones que operan. No hay que olvidar que las acciones no hacen siempre lo que uno espera. Digamos que una empresa ha atravesado un trimestre duro que se ha saldado con una importante caída de las ventas subyacentes. De manera natural pensaríamos que el precio de sus acciones va a caer. Al fin y al cabo, ha tenido claros problemas en los últimos tres meses. Pero resulta que, al mismo tiempo que la empresa hace públicas las cifras del trimestre anterior y anuncia sus planes para embarcarse en una importante recompra de participaciones, así que es muy posible que el precio de sus acciones se incremente a pesar del mal trimestre. Los operadores que solo conocen la primera de estas noticias, las que son de dominio público, y desconocen la segunda corren peligro de perder su dinero porque el precio de las acciones puede ir perfectamente en dirección contraria a lo que imaginaban.

Aplicar para nuestra

Aplicar para nuestra