En lo que respecta a las empresas mineras, el Reino Unido aún ocupa un lugar destacado. Tres de las cinco mayores mineras del mundo se cotizan en el FTSE 100 del Reino Unido, a saber: BHP Billiton, Glencore y Rio Tinto. Anglo-American, otro peso pesado entre las compañías mineras, también está en el top 10. Debido a la caída en los precios mundiales de las materias primas, incluyendo al cobre, el níquel y el zinc, estas firmas han visto los precios de sus acciones entrar igualmente en una especie de espiral bajista.


Los precios del cobre, el níquel y el zinc se han desplomado

Hace un año el cobre se cotizaba por encima del nivel de los 2,7000, en subida tras un reciente movimiento a la baja. Sin embargo, un año más tarde podemos ver que este giro alcista fue claramente algo pasajero. El cobre se cotiza ahora en el entorno de los 2,1420. El zinc siguió una trayectoria parecida el año pasado, con una breve subida seguida de una caída aún mayor, pese a que hayamos visto un leve giro alcista en los últimos meses. Hace un año, el zinc estaba justo por debajo del nivel de los 1,000, mientras que ahora está en 0,8500.


Lo mismo vale para el níquel, que antes de caer también experimentó una ligera subida en abril del pasado año. Si bien hace un año se cotizaba en torno a los 5,7000, ahora está en las cercanías del nivel de los 3,800, claramente alejado de su nivel de hace sólo un año.


Ahora y hace un año: los pecios de las acciones

BHP Billiton

En este punto, BHP Billiton es la mayor empresa minera del mundo. También ha perdido cerca de la mitad de su valor en los últimos 12 meses, si el mercado bursátil es un indicador preciso. El precio de las acciones estaba el 1 de abril de 2015 en 30,34, pero ahora se cotiza en torno al nivel de los 16,8 a 31 de marzo de 2016.


Rio Tinto

Rio Tinto, la segunda minera mundial, también ha recorrido una trayectoria bajista similar aunque levemente menos extrema: sólo ha caído en torno a un 20% con respecto a hace un año, desde los 56,41 en abril de 2015 hasta el entorno de los 42,7 a 31 de marzo de 2016.


Glencore y Anglo-American

Estos otros dos titanes mineros también han capeado como han podido el feroz 2015, y así lo refleja la caída en el precio de sus acciones; la primera pasó de los 285,90 de hace un año hasta el entorno de los 156 un año después, mientras que Anglo-American, que hace un año estaba en 1012, ahora está en 552.


Las materias primas y el FTSE 100

Las drásticas caídas padecidas por las mineras, como suele denominarse colectivamente a estas firmas en los mercados de valores, frecuentemente han afectado al nivel del FTSE en su conjunto. El FTSE está por debajo de donde estaba hace un año, al haber pasado de 6809,5 a 6174,9. Aunque obviamente esto no se explica tan sólo por las empresas mineras que forman parte del índice, ciertamente han jugado un papel en ese proceso.


En este preciso momento hay pocos indicios que sugieran que vaya a darse la vuelta el pronunciado declive en los precios de ciertos metales, y subsiguientemente un giro en la fortuna de estos pesos pesados mineros. Los mercados, no obstante, buscan constantemente un nivel estable que podría permitir a las firmas hacer balance y hacer planes para la nueva realidad. ¿Ha alcanzado el zinc, al menos, ese punto? Los próximos meses deberían darnos alguna pista.