Y pasó la esperada reunión de la OPEP del dos de junio sin pena ni gloria, pues era imposible  llegar a un acuerdo entre “Lobos y Corderos” pero repasemos pues quiénes son los 10 mejores  integrantes del show…

CANADÁ  Produce 2,6 millones de barriles al día. El incendio de Fort McMurray y la caída de los precios de las materias primas golpearán su PIB hasta finales de año.
EEUU  Produce 12,94 millones de barriles al día. La posición de Arabia Saudita de acabar con el fracking perjudica a los productores.
VENEZUELA  Produce 2,4 millones de barriles al día. Parte de la crisis económica que vive se explica por el desplome de los precios del crudo y una dependencia casi total de sus ingresos.
NIGERIA Produce 1,8 millones de barriles al día, pero los ataques de facciones yihadistas a las instalaciones petroleras minan la producción.
LIBIA Produce 0,4 millones de barriles al día. Estado Islámico en Libia ataca de forma continuada las instalaciones y corta el ritmo de producción.
ARABIA SAUDITA  El productor clave de la OPEP, con 10,1 millones de barriles diarios, optó por inundar el mercado para acabar con la rentabilidad del fracking, que le comía mercado desde Estados Unidos, y contrarrestar la vuelta de Irán al negocio.
IRÁN Produce 2,86 millones de barriles al día, pero pretende llevar la producción a los 4 millones para recuperar el terreno perdido durante el periodo de sanciones internacionales que se acaba de levantar.
IRAK Un histórico. Con 3,99 millones de barriles al día también sufre los vaivenes de los conflictos armados.
CHINA   Produce 4,33 millones de barriles al día, pero su demanda llega a los 11,74 millones. Aprovecha los precios bajos para hacer acopio.
RUSIA Produce 11,9 millones de barriles al día y es uno de los que más sufre para cuadrar presupuestos con un crudo barato.
Y la “trampa de precios” reside en el  propio mercado  financiero.
Al margen de perdedores y ganadores, el mercado vive atrapado en una particular trampa de precios porque si estos bajan, ya conocemos las consecuencias; los productores sufren y los importadores se benefician pero no deja de ser un beneficio limitado como se vio al principio de año con las continuas sesiones en rojo de las bolsas europeas.
Por un lado la banca es la acreedora de las grandes petroleras, que por ende si éstas sufren pues también van a sufrir las entidades por la falta de impagados. Y por otro lado el flujo inversor desde países productores con gran liquidez como Arabia Saudita, se corta en seco.
Eso es algo que se ha notado en la reducción de posiciones de los fondos soberanos en los parques nacionales.
Una subida de precios no sólo reavivaría a otro lobo, entraría en juego el Fracking pues ya sí sería rentable, lanzándose con ello a producir e inundando un mercado que ya sufre sobreoferta, cosa que podría presionar a los precios a la baja  y terminaríamos en la situación anterior.
Ironía, disyuntiva, complicación que parece enseñarnos que en el oro negro nunca llueve a gusto de todos y es imposible que todos ganen. 


LA TRAMPA DE LOS PRECIOS ; Productores del petróleo