¿Qué acciones se verían más perjudicadas si el Reino Unido vota a favor de abandonar la UE?

Cuando los británicos afrontan una de las decisiones políticas más importantes en toda una generación, la campaña se ha centrado en gran medida en la economía. ¿Llevaría un Brexit a un crecimiento más lento, o incluso a una recesión? Ambos bandos cuentan con argumentos económicos sólidos, pero pocos podrían discutir el hecho que en caso de que la votación sea favorable a “Abandonar” ello debería ejercer un fuerte impacto sobre algunos sectores.

 

Exposición por sectores

Los sectores clave identificados por Goldman Sachs en una nota reciente a sus clientes fueron la banca, bienes inmuebles, bienes para el hogar y seguros de vida. Para ello se basaron en la correlación de los ingresos con el crecimiento de la demanda doméstica en el Reino Unido durante los últimos años.

Definitivamente hay ansiedad en torno a los valores financieros, ya que una votación favorable a abandonar la UE podría dañar seriamente la reivindicación de Londres como capital financiera de Europa. En el meollo del problema está la cuestión del “passporting” (derechos de pasaporte), que permite a las firmas de servicios de inversión vender su mercancía en cada uno de los 28 estados miembros de la UE sin una aprobación por separado de los organismos supervisores o la necesidad de establecer filiales en el extranjero.

En caso de que se confirmase el Brexit, los bancos y gestores de fondos radicados en el Reino Unido podrían verse forzados a reubicar sus operaciones para obtener acceso al mercado de la UE. Un informe de PwC del mes de abril señalaba que el acceso a la UE era vital para el sector financiero británico y estimaba que en caso de Brexit podrían perderse hasta 100.000 empleos en el sector de servicios financieros.

Los bancos que más dependen de los préstamos hipotecarios también podrían sentir los efectos de un Brexit si los precios de la vivienda caen tanto como están pronosticando algunos comentaristas.

En el sector inmobiliario hay signos claros de que los inversores están demorando decisiones hasta después de la votación. Varios economistas han advertido que los precios de la vivienda podrían caer significativamente si el Reino Unido abandona la UE. Sin embargo, la caída prevista en la libra esterlina podría hacer que los inmuebles británicos resultaran más atractivos a los inversores y apoyar así la demanda.

En conjunto, en el escenario más desfavorable para Goldman los beneficios de las empresas del FTSE 100 caerían un 13%, mientras que los de las empresas del FTSE 250 (cuyos componentes son más domésticos) podrían caer un 18%. Vale la pena señalar que el FTSE 100, de composición mayoritariamente internacional, podría experimentar algún impulso en los beneficios si hay debilidad en la libra, que la mayoría espera que caiga si el Reino Unido vota a favor de irse.

Principales valores a vigilar

En la lista de Goldman de los valores más afectados pesan con fuerza los bienes para el hogar y el sector de la construcción de viviendas.

Estos incluyen a Travis Perkins, Bovis Homes, Persimmon, Intu Properties, Barratt Developments, Bellway Homes, Berkeley Group, Redrow Homes, Great Portland Estates y Land Securities.

A continuación, Shaftesbury, British Land, Go-Ahead, Greene King,JD Wetherspoon, Taylor Wimpey, Next, Ted Baker, Legal & General y William Hill también están entre los valores que podrían verse afectados por una votación favorable a salirse.

Barclays: Sus acciones han perdido cerca de un 10% desde que marcaron un máximo de tres meses a finales de mayo. El banco ha salido de África, ya que ve su futuro en el Reino Unido. Una votación favorable al Brexit podría dañar esta ambición. En febrero los analistas de SocGen advirtieron sobre mayores costes de financiación para los bancos británicos en caso de Brexit, señalando en particular a Barclays y Royal Bank of Scotland como los más expuestos.

HSBC: El banco, con grandes intereses en Asia, también ha perdido cerca de una décima parte de su valor desde abril y ahora vale la mitad que en su máximo de 2013. El HSBC lleva algún tiempo sopesando la idea de trasladar su sede central fuera de Londres: si los británicos votan a favor de salirse podría dejar de tenernos en vilo.

IAG: Aunque Willie Walsh diga que un Brexit no impactaría sustancialmente sobre la firma, cuando presentó ventas más débiles en el segundo trimestre el propietario de British Airways señaló las preocupaciones sobre el referéndum como factor primordial. Para las aerolíneas esta votación reviste una importancia tremenda, ya que el área común única de aviación facilita a los operadores británicos operar en cada país. Eliminar esta forma de passporting podría resultar dramático para IAG, que también es propietaria de Aer Lingus, Iberia y Vueling.

EasyJet: La aerolínea podría reubicar su actividad rápidamente, y ya ha trazado planes de contingencia en caso de Brexit. Sus acciones han caído fuertemente tras elevar el dividendo en mayo. Las amenazas terroristas, la subida de los precios del petróleo y una menguante demanda implican que no es todo coser y cantar para las aerolíneas, y el precio de las acciones de EasyJet podría ser uno de los que convendría vigilar.

LSE: Su mega-fusión con Deutsche Boerse podría acabar hecha añicos si el Reino Unido sale de la UE. En este momento el plan es que la empresa resultante de la fusión tenga su sede central en Londres, pero esto parece improbable si el Reino Unido no sigue en la UE.

Una volatilidad adicional en el mercado significa que hay más oportunidades, pero también más riesgo. Para reflejar este hecho, ETX Capital podría incrementar los márgenes exigidos en ciertos mercados.

Cualquier información, análisis, opinión, comentario o material basado en investigación que aparezca en esta página se proporciona únicamente con fines informativos y no pretende ser bajo ninguna circunstancia una oferta para, o una solicitud de, realizar una transacción con instrumento financiero alguno. No se da a entender nada, ni se ofrece garantía alguna, en relación con la exactitud o la exhaustividad de esta información. Cualquier persona que actúe basándose en la misma lo hará enteramente por su propia cuenta y riesgo, y ETX Capital no aceptará responsabilidad alguna por cualquier decisión relativa a transacciones financieras con resultados adversos. Debería buscarse asesoramiento independiente si no se comprenden los riesgos asociados.

Paper Hat With Union Flag