El 4 de diciembre los italianos acudirán a las urnas para lo que podría ser otro importante evento capaz de mover el mercado. Votarán sobre la reforma constitucional, pero el plebiscito ha pasado a ser un refrendo más amplio sobre el gobierno, la renqueante economía italiana y el mismo futuro de la posición del país en el corazón de Europa. Lee mas